Tus Beneficios

Cuando aceptas e integras todas las partes de tu ser, alcanzas una sensación de unidad que genera bienestar y calma. Desde esa integración, tu salud, a todos los niveles, mejora, lo que hace que tu atractivo aumente.

Al conocerte aprendes a valorarte, entonces quieres cuidar de ti. Cuando te cuidas también cuidas mejor a las personas que tienes cerca, pues uno da aquello que tiene.

De ese modo, el trato con las demás personas se va volviendo fácil y agradable, lo que reporta una relación de mayor calidad en la pareja, en la familia y también en el ámbito laboral.

A medida que la sensación de confianza en la vida se hace sólida, es habitual que comiences a ver en ti cualidades que te apetece desarrollar.

Como consecuencia de todo lo anterior, tu grado de realización, plenitud y felicidad aumenta.